viernes, 30 de marzo de 2012

LA HORA CERO. Comenzamos la Semana que los cristianos llamamos Santa. Son los siete días más importantes de la Historia de la Humanidad


El paso de Dios
La Pasión, muerte y resurrección de Jesús marcó un antes y un después. Por eso, por poco que nos empeñemos, meditando despacio lo que ocurrió, saldremos de estos días mejor de como estamos ahora. Dios no sólo quiso hacerse hombre, sino que decidió implicarse en la vida humana. Aunque sabía que, si se portaba con sinceridad, con Verdad, la malicia de los hombres acabarían con su vida. Aceptó esa humillación, sabía que los hombres se portarían así, y no obstante consintió que los seres humanos lo trataran con saña, con una vileza increíble.

Esto, a simple vista, no se entiende bien. Incluso, aunque lo medites en la presencia de Dios, no es fácil comprender porqué quiso llegar hasta ese extremo y pasarlo tan malEl paso del Señor por la tierra fue un camino sangriento, un vía crucis. Y precisamente con su Sangre nosotros nos íbamos a salvar de la esclavitud de nuestros  pecados.

domingo, 25 de marzo de 2012

LA CHAMPIONS. Para un cristiano hay varios niveles de juego: luchar por la permanencia en Primera, o intentar meterse en puestos de Champions

La permanencia en Primera
En la actualidad algunos equipos de futbol se juegan su permanencia en Primera División. No es lo mismo estar jugando con los grandes equipos que bajar al purgatorio de la Segunda.

En el Evangelio (de la Misa de hoy) el Señor nos habla de la permanencia en Primera. Dice Jesús: «permaneced en mí». Jn, 15,4). Para los cristianos jugar en Primera División es permanecer en Jesucristo.

No solo en BBC
Y se permanece en Jesucristo cuando se le tiene presente durante el día. No basta con tenerle presente en los momentos estelares de nuestra vida: Bautismos, Bodas y Comuniones. BBC. Si queremos permanecer en el Señor, y no solo ser conocido de BBC hemos de tratarle a menudo. Los santos ha sido amigos de Dios porque lo trataban con frecuencia.

viernes, 16 de marzo de 2012

NUESTRO LIBERADOR. Si queremos encontrar la paz hemos de ser transparentes: acudir a la Luz. Preguntarle al Señor: ¿en qué cosas debo mejorar? Y esperar respuesta

No escuchaban a Dios
Nos cuenta la Sagrada Escritura cómo el pueblo de Israel seguía sin hacer caso a lo que el Señor les decía (cf. Cro 36,14-16. 19-23: primera lectura). Efectivamente, el Señor nos habla porque quiere nuestra felicidad. Él, mejor que nadie, sabe lo que nos conviene porque nos ha creado.

Avisos
Pero Dios no abandona a su pueblo. Ni nos abandona a nosotros. Nos dice el libro de las Crónicas que envió «sus mensajeros» porque le daba pena de lo mal que iban los suyos. El Templo, que era el orgullo del pueblo judío, el monumento más representativo, fue arrasado, reducido a pavesas. Tuvieron que dejar todo e irse a Babilonia. Así estaba el pueblo de Israel porque no quiso oír los avisos de Dios.

viernes, 9 de marzo de 2012

BODA EN LA ACB. María Julia Guardiola y Gonzalo Sánchez


El matrimonio es como el básquet
La vida nuestra en la tierra San Pablo la compara con el deporte. Por eso no parece muy descabellado pensar que el matrimonio es como un partido de baloncesto. Uno que no sea deportista, podría pensar que es muy cansado moverse por la cancha, pasar el balón, o intentar hacer una canasta. Indudablemente el baloncesto es movido, y a veces cansa, pero es mejor jugar que estar en el banquillo.

Acabamos de escuchar en la carta a los Efesios (cf. 5,  25-32) que San Pablo nos habla de entrega, porque la esencia del matrimonio es la entregaY esto es lo que ocurre en cualquier equipo. El egoísmo es frustrante. Y los matrimonios que triunfan es porque se piensa más en el otro que en uno mismo.

No solo se respetan la manera de ser de los demás, sino que se fomenta. Así funciona un equipo. Todos no puede jugar de aleros. Cada uno tiene que jugar en su puesto. Pero aunque sea verdad que el matrimonio es un deporte, no se juega «contra» el otro, sino «con» el otro. En este caso Gonzalo es «el pivot», y María Julia «la base».

jueves, 8 de marzo de 2012

LA NUEVA LEY. Ser cristiano no sólo consiste en seguir unos mandatos sino a una Persona.

Para actuar con sabiduría
Iahveh dio a su Pueblo la Ley, para que supieran comportarse con sabiduría: todavía hoy en día parece admirable su contenido (cf. Ex 20,1-17: primera lectura). Efectivamente esa Ley que Dios le entregó a Moisés era muy superior al ordenamiento jurídico que tenían otras naciones de su época.

Decálogo
La Ley que dio el Señor a Israel está resumida en los Diez Mandamientos. Aunque esos mandatos podían ser descubiertos de forma natural. Pero no obstante Dios escribió esos mandamientos en unas tablas porque los hombres no los leían en sus corazones.

La Ley Nueva
 Jesús en el lugar más sagrado que tenían los judíos actúa con autoridad. Y dice que Él es el verdadero Templo (cfr. Jn 2,13-25: Evangelio de la Misa). Así como Moisés recibió de Dios la Ley antigua, los Apóstoles recibieron de Jesús la Ley Nueva. Pero esta Ley no fue escrita en piedra sino esculpida en el corazón de los cristianos.

Vida en Cristo
El ser cristiano no es sólo comportarse de una forma determinada. Más que hacer una serie de cosas es seguir a una Persona. Los cristianos tenemos que seguir a Cristo, Vivir una vida nueva.

La Sabiduría de Dios
Los cristianos, como hacía San Pablo, tenemos que hablar de Cristo, sin tener miedo de que haya sido crucificado (cfr. 1 Cor 1,22-25: segunda lectura de la Misa). Precisamente Cristo crucificado manifiesta la Sabiduría de Dios. Su Nueva Ley es el Amor por eso Dios es capaz de hacerse Hombre y morir por nosotros. La Sabiduría de Dios no es fría, sino amable y misericordiosa. Es Cristo. Y la Virgen la llevó en sus rodillas. Por eso Ella es Asiento de la Sabiduría.

FORO DE HOMILÍAS

Homilías breves predicables organizadas por tiempo litúrgico, temas, etc.... Muchas se encuentran ampliadas en el Foro de Meditaciones