sábado, 15 de noviembre de 2014

CASARSE ES UN DEPORTE

La sal de la tierra  
Cuando Bea hizo la confirmación, su hermana Chary oyó en el Evangelio aquello que acabamos de escuchar. Nos lo dice Jesús a todos los cristianos: "vosotros sois la sal de la tierra". A Chary le encantaron  estas palabras del Señor y como le gusta tener todo amarrado, lo eligió ya como lectura para su boda, aunque todavía no tenía novio.

Su novio le llegaría por Correos. Llegaría unos años más tarde procedente de Hellín, pero no por Seur que es urgente, porque Sergio deja todo para última hora, como debe ser.

Su primera cita, lo más romántica, tratándose de una persona tan responsable como Chary, tuvo lugar en una cafetería llamada Alfarahuí. Y aquel jueves, Sergio estuvo ayudando a Chary a repasar un examen de biología, tipo test. Un test de lo más romántico.

Pero el que aprobó el examen fue Sergio. Porque poco tiempo después fue presentado al padre de Chary, gracias a una rata, no de biblioteca, sino de garaje. –Baja que hay una rata, fueron las palabras de Chary a su padre antes de presentarle a Sergio. Una escena conmovedora en la que el futuro suegro hizo su aparición con un palo para conocer al que iba a ser el marido de su hija.

Y como Sergio vino a Granada a hacer un máster en prevención de riesgos laborales, ésta sería su primera clase práctica. Ya se ve que vuestro matrimonio va a ser divertido, porque los cristianos somos la sal de la tierra. Y nuestra misión es la de llenar al mundo de alegría. Por algo fue que el primer milagro que hizo el Señor consistió en convertir el agua en vino, en una boda.

Casarse es un deporte 
La boda a la que asistió el Señor tuvo lugar en una pequeña localidad de Palestina, parecida a la que hubiera sido en España Hellín. En Caná de Galilea, seguramente el Señor tuvo que dirigirles a aquellos novios unas palabras, pero no se conservan.  Pienso que les diría cosas que son habituales en esta ocasiones, pues Jesús no  pretendería ser original, aunque lo fuese.

Hoy viendo lo distinto que son Sergio y Chary, Jesús diría que el matrimonio es como el deporte, jugar en equipo. Lo importante no son las diferencias,  sino tener un proyecto común.

A Sergio le gusta mucho es ciclismo de montaña,  y a este deporte ha ido metiendo poco a poco a Chary, con paciencia y animándola mucho. Así que después de tres meses de ir a Pinos Genil, cuando la vio preparada, dio el salto al Llano de la Perdiz. Y allí iba Chary preguntando: –¿Cuanto queda? Y a Sergio en las cuestas, empujando por detrás. Verdaderamente esto es un equipo.

Hoy le damos gracias a Dios por haber hecho a los santos tan diferentes y tan amigos. San Pablo que era tan distinto a San Pedro escribió en la Carta a los Corintios que el amor es comprensivo (1 Cor 12,31s). Yo quería referirme precisamente a esa característica de las que nos habla san Pablo: la compresión. Como han dicho los santos: amar más que en dar –o en darse– está en comprender.

Cuando un matrimonio iba a Roma a ver a san Josemaría le decía al varón: –¿Quieres a tu mujer? Y entonces ella escuchaba muy atenta, a ver lo que iba a decir: –Sí, Padre.

–¿Pero la quieres con sus defectos? Porque si no, no la quieres.
Igual le preguntaba a la mujer: –¿Quieres a tu marido?
Y por lo visto hubo una que le dijo: –Padre, si yo le contara…

Y San Josemaría que era muy espontáneo le contestó: –Pues, cuenta, hija mía, cuenta.
Y siguió ella: –Cuando yo conocí a éste, yo no le quería… Todo el mundo decía que era un buen partido, pero yo no lo quería…
Entonces todos los días tenía un detalle conmigo: traía una flor, una chuchería, o algo que sabía que me gustaba.
Y al cabo del tiempo yo me dije: ¿cómo no querer a un hombre así? Y hoy soy muy feliz.

Querer con los defectos 
Comprender es querer con los defectos. Pero ¿Chary tiene defectos? Sí. Tiene un defecto considerable –según me ha contado Sergio–. Por ejemplo que no se atreve subir rampas con el coche, porque tuvo una mala experiencia. Y otro defecto de menos entidad es que cuando se pone nerviosa se come las uñas, incluso las postizas.

Y Sergio con lo tranquilo que es tiene el defecto de estresarse cuando se le cuelga el windons y se le bloquea el movil. Y además es del Atleti. Aunque eso ya quizá no es un defecto porque Felipe VI es de ese equipo. Pero Sergio es comprensivo, y entiende que Chary venga vestida de Blanco Bernabeu,

La jugada de María
En la boda que relata el Evangelio se ve como María está observando, con esa labor fiscalizadora de las madres. No conozco mucho a Ana María, la madrina, pero lo mismo que la Virgen también se darán cuenta de todo. En aquella ocasión María  consigue convencer a Jesús para que adelante la hora de los milagros.

Y el milagro más impresionante que hace Jesús lo vamos a presenciar nosotros, pues es la Eucaristía. Este milagro impresionante del amor de Dios, que se rebaja, se hace material. Comprende nuestra debilidad y se nos entrega en el Pan para realizar nuestra común-unión. Este es el efecto de la Eucaristía realizar la unión en la diversidad.

Empezáis vuestra vida matrimonial rezando, como hemos leído en una de las lecturas. Y esto es lo que la Virgen viene a deciros en esta boda: que si estáis unidos a Dios, estaréis unidos entre vosotros. Y vuestra casa se llenará de sal, de alegría, como hemos oído al Señor en el Evangelio.

–PRIMERA LECTURA
Tb 8,4b-8: Haznos llegar juntos a la vejez
(378. del Ritual)
–SALMO
Sal 144
(404. del Ritual)
–SEGUNDA LECTURA
1Co 12,31-13,8a: Si no tengo amor, de nada me sirve
(389. del Ritual)
–EVANGELIO
Mt 5,13-16: Vosotros sois la sal de la tierra
(411. del Ritual)              
                             CAPILLA DEL COLEGIO SAGRADO CORAZÓN, 5.7.14 a las 6:00 p.m.

No hay comentarios:

FORO DE HOMILÍAS

Homilías breves predicables organizadas por tiempo litúrgico, temas, etc.... Muchas se encuentran ampliadas en el Foro de Meditaciones